3 RAZONES PODEROSAS para motivarte a MEDITAR CADA DÍA + Meditación Guiada para principiantes

Quizás has oído hablar de los beneficios de la meditación e incluso hayas intentado en algún momento practicarla. Pero la meditación cuando realmente nos puede dar todo lo que tiene para darnos, es cuando la empezamos a incorporar en nuestra vida de forma constante y cotidiana.

Seguramente también te hayas dado cuenta de que existen muchos tipos de meditación y te sientes confuso cual es la que debas a empezar a practicar y como comenzar a aprenderla.

También es muy posible que sientas pereza, que te cueste motivarte a meditar o que siempre lo estés posponiendo.

Por eso lo más importante como para todo emprendimiento y cambio que quieras hacer en tu vida, es buscar la motivación adecuada para comenzar.

Si realmente estás buscando transformar tu vida en cualquier aspecto, esta práctica es sencillamente imprescindible.

Por eso en este artículo/vídeo te voy a dar las 3 razones más poderosas para que te motives profundamente, empieces a practicar meditación, la integres en tu día a día y puedas comenzar a disfrutar de los inmensos beneficios que va a traer a tu vida.

1. Retoma el control de tu mente y emociones

Es impresionante saber que el 90% de nuestra mente está funcionando en piloto automático.

Es decir que de los 60.000 pensamientos que piensas cada día de 55.000 no eres consciente. Y lo que piensas es el origen de todo lo que está sucediendo en tu vida.

Esto quiere decir que el 90% de todo lo que piensas y por lo tanto de tu vida, en este momento está fuera de tu control. Y probablemente  te sientas así; como que tu vida no te pertenece. Que lo que te sucede no es verdaderamente lo que tú anhelas. Esto no es así porque la vida se haya equivocado contigo o porque no tengas suerte y otros sí, sino porque desconoces el funcionamiento de tu mente automática, y como esta mente está creando tu realidad.

Las emociones también son mente

Por otra parte, las emociones es la forma que tiene tu mente de comunicarse con tu cuerpo y generar una acción en el mundo. Tus emociones son el motor de tu cuerpo.

Esto se traduce en que si lo que piensas es inconsciente y lo que sientes también, estás actuando la mayor parte del tiempo en piloto automático y creando resultados que realmente no deseas de manera consciente.

¿Te suena esto?

La meditación, al enfocar tu atención hacia el interior te va a permitir profundizar en tu mente y emociones y te va a ayudar para que comiences a hacerte consciente de todo lo que está sucediendo en tu mente subconsciente y que así deje de dominar tus acciones y por lo tanto lo que está sucediendo en tu vida.

Por eso para motivarte a meditar recuerda este punto: ¿Quieres ser un esclavo de tu mente o quieres ser libre de ella?

Lo que no conoces te esclaviza. Lo que conoces te hace libre.

2. Liberarte del sufrimiento y acceder a la fuente de felicidad verdadera. La alegría sin causa

El 90% del sufrimiento que experimentamos no es real. Si, como lo oyes, NO ES REAL. La mente humana no sabe diferenciar entre las experiencias reales y las imaginadas.

Se han hecho muchos estudios sobre este tema y es muy sencillo que lo compruebes por ti mismo. Por ejemplo, esto se ve muy bien con las fantasías sexuales.

Si comienzas a imaginar un encuentro sexual con una persona por la que te sientes atraído/a verás como tu cuerpo comienza a excitarse. O si imaginas que te comes una fruta deliciosa y jugosa, verás como comienzas a segregar saliva y se te hace la boca agua.

Esto demuestra que tu cuerpo no diferencia entre la experiencia real y la que es creada por tu mente. Por eso si comienzas a pensar que algo malo va a ocurrir, probablemente tu cuerpo comience a expresar todos los síntomas del miedo como si una amenaza real estuviera ocurriendo en tiempo presente.

Por eso teniendo en cuenta que el 90% de tus pensamientos se producen en el subconsciente y están enviando información constante a tu cuerpo, tu cuerpo está experimentando una gran parte del tiempo situaciones que no son reales, son imaginadas y pensadas. Estos pensamientos provienen de memorias guardadas, experiencias del pasado, traumas etc.

También se ha estudiado que cuando sufrimos un trauma y lo dejamos sin resolver la mente puede estar tratando de solucionarlo durante toda tu vida en segundo plano. Por eso muchas veces puedes sentirte triste, ansioso o decaído sin razón aparente. Eso es porque tu mente desde el subconsciente está enviando información a tu cuerpo para que una situación del pasado sea resuelta.

Ahora quizás comiences a entender que gran acumulación de cansancio mental podemos llegar experimentar.

La meditación y la mente subconsciente

La meditación va a proporcionar una mayor capacidad y consciencia para ir resolviendo todos los conflictos emocionales que surgen en tu día a día. Igualmente te va a permitir profundizar en tu mente subconsciente para que todos los traumas y situaciones del pasado salgan a la luz, es decir, se hagan conscientes y puedan ser solucionados desde tu perspectiva actual.

Además, esto poco a poco va a situar a tu mente en el momento presente (ya que no va a emplear tanta energía en tratar de resolver situaciones pasadas) y vas a poder pensar con mayor claridad y eficacia.

Por otra parte, cuando comienzas a profundizar en tu mente a través de la meditación vas a descubrir que hay una parte de ti que no son los pensamientos ni las emociones. Que existe una experiencia de ser que está desidentificada de la mente pensante y sintiente. Esta parte de ti que se le ha llamado de muchas formas: Ser, conciencia pura, dios etc. está permanentemente en paz y felicidad. Por lo que en la medida que vayas profundizando en la meditación irás estando más en contacto con esta parte tuya que no necesita de las circunstancias para ser feliz.

¿Te imaginas experimentar felicidad constante sin causa aparente?

Pues eso.

La meditación te va a ayudar conectar con esa parte de ti que no necesita de causas ni de circunstancias para ser completamente feliz.

Esto es una buena razón para motivarte a meditar ¿no crees?

3. Conocerte a ti mismo para encontrar tu propósito

No hay nada que nos haga más felices que el crecimiento constante y la contribución para que otros sean más felices también.

A través de la meditación te vas a conocer mucho más y mejor a ti mismo. Porque, como te decía antes, sea cual sea la meditación que practiques, siempre se trata de un cambio de mirada desde el exterior hacia el interior.

Y ese cambio sencillo te va a permitir conocer mejor en la forma en la que estás pensando y como te relacionas con tus emociones. Conocer mejor tus gustos y necesidades, la forma que tienes de reaccionar ante los acontecimientos externos, lo que quieres en tu vida y lo que no quieres. Este conocimiento extremo acerca de ti mismo va a comenzar a guiar tus pasos hacia lo que realmente quieres en la vida y hacia lo que te hace feliz en cada momento.

Y es que estamos demasiado volcados hacia fuera y preocupados en conocer el mundo y no le damos espacio en conocernos mejor a nosotros mismos.

La meditación es la herramienta más poderosa para proporcionarte este espacio de autoconocimiento.

Encontrar tu propósito para ser feliz

A esto se le llama propósito y encontrarlo y desarrollarlo es una de las principales condiciones que un ser humano necesita para ser feliz. Este autodescubrimiento también te va a mantener en evolución constante, transformación y crecimiento que es otra de las condiciones que el ser humano necesita para sentirse pleno y realizado.

O estás creciendo o estás muerto.

Encontrar tu propósito, descubrir tus talentos, tus dones naturales con los que puedes contribuir a otros ser humanos, comenzar a desarrollarlos y sentirte útil es una de las fuentes principales de felicidad en el mundo para ti y para todos los que te rodean. Recordarlo te puede ayudar mucho a motivarte a meditar cada día.

Como ya te habrás dado cuenta, en esta sociedad no nos enseñan especialmente a hacer eso. Por eso la mayoría de las personas están viviendo su vida teniendo la sensación de que ni siquiera es “su vida”. Como si hubiera ocurrido por accidente, sin ningún sentido ni propósito.

Y dime, así ¿cómo podrías sentirte realizado y feliz?

Por eso la meditación es tan poderosa en este aspecto, porque te va a ayudar a que te conozcas más a ti mismo, encuentres ese propósito y halles la manera de expresarlo al mundo.

La práctica cotidiana de la meditación

Existen muchas más razones muy poderosas para que comiences a meditar. Pero estas tres son las que yo mismo he ido descubriendo con su práctica y las que han ido aumentado mi motivación día a día para mantenerme e integrar la meditación en mi vida cotidiana. Los beneficios que he obtenido son incalculables y quizás te hable de ellos en otro artículo.

Retomar el control de tu mente y emociones para que dejen de dominarte, liberarte del sufrimiento y encontrar la fuente de felicidad permanente sin causa y encontrar tu auténtico propósito, creo que son 3 motivaciones más que suficientes para que por lo menos, te plantees darle un espacio en tu vida a la práctica de la meditación.

No hace falta que te reserves una hora diaria de tu tiempo para comenzar a practicarla, ni que acudas a grandes maestros. Puedes comenzar tu mismo/a con 5 minutos al día, varias veces al día, como te sea posible e ir aumentando el tiempo de práctica poco a poco hasta que se vaya integrando suavemente en tu vida cotidiana.

Aunque te digo por experiencia que muchas veces con 15 minutos al día repartidos a lo largo del día, se puede generar un cambio revolucionario en tu vida.

Meditación guiada para principiantes

Para que comiences de una forma muy sencilla y no te agobies, te voy a dejar una pequeña meditación guiada de iniciación que te vas a poder descargar y practicar aunque sean solo 5 minutos en cualquier momento del día.

Esta meditación se conoce como anapana o como la llaman los budistas tibetanos shiné. Es la iniciación a una meditación más profunda llamada vipassana y es perfecta para comenzar a entrenar tu mente de una forma muy suave y sencilla.

Verás, cuando te la descargues, que se trata simplemente, de llevar una y otra vez tu atención suavemente hacia tu respiración para entrenar poco a poco y educar a tu mente en la capacidad de mantenerse centrada en un solo punto. Por si misma, esta sencilla practica tiene unos resultados increíbles y beneficios que vas a comenzar a sentir en muy poco tiempo si le concedes 5 minutos diarios de tu ajetreada vida.

Deseo que este artículo te haya inyectado la motivación necesaria para que comiences a valorar la meditación si lo que quieres es generar un cambio real en tu vida.

Haz algo diferente hoy y comparte este artículo para que más personas de tu entorno cercano también se motiven y se den la oportunidad de iniciar la transformación de sus vidas que se merecen.